LA ROCHE-POSAY
PRIMER EVENTO INTERNACIONAL SOBRE EL MICROBIOMA DE LA PIEL

4 min lectura

Las principales causas del acné son las hormonales, que ocurren en momentos clave como la pubertad, el síndrome premenstrual y el embarazo. Pero también hay causas menos conocidas, como el acné a causa de estrés, que es una causa clave del acné en los adultos. Así como el estrés, tanto el sol (rayos UV) como la contaminación pueden causar brotes.

Los mejores consejos:

• Invierte tiempo en técnicas de manejo del estrés, como la meditación o la atención plena
• Usa un producto liviano, no comedogénico, con FPS todos los días
• Limpia la piel suavemente dos veces al día con un agua micelar si tu piel es grasa
• Pregúntale a tu farmacéutico sobre productos para el cuidado de la piel con texturas anticontaminación.

NO ES TU IMAGINACIÓN,
¡EL ESTRÉS PUEDE CAUSAR ACNÉ!

Sí, el acné por estrés es un hecho real. Con largas horas, exámenes o fechas límite, y un panorama increíblemente competitivo... cuando las cosas se ponen difíciles, el estrés puede causar acné. La investigación científica ha demostrado que existe una relación entre los altos niveles de estrés y la gravedad del acné. La verdad es que los médicos aún no han descubierto los detalles exactos de la relación entre el acné y el estrés, pero se cree que son las hormonas del estrés el factor que hace que la glándula sebácea produzca grasa adicional, lo que hace que la piel sea un caldo de cultivo para las imperfecciones.


¿La conclusión? El estrés es una causa genuina de acné, en especial, del acné de los adultos.


¿Cómo se puede tratar el acné por estrés?

Si tienes acné debido al estrés, necesitas encontrar tu propia manera de mantenerte en un estado zen: salir con amigos, ir al gimnasio o simplemente alejarte de la pantalla; asegúrate de reservar algo de tiempo para ti... ¡Tu piel podría agradecerte por ello!

LA EXPOSICIÓN AL SOL PUEDE CAUSAR ACNÉ –
CON LOS TRATAMIENTOS NOCTURNOS PARA EL ACNÉ

Los rayos UV son otra causa poco conocida del acné (sí, ¡un día soleado puede tener sus desventajas!). De hecho, un mito sobre las manchas que no desaparece es que la luz del sol es la salvadora de la piel con tendencia a acné. Incorrecto. A muy corto plazo, un bronceado puede hacer que tu tez luzca más uniforme, pero el efecto de secado del sol hace que la piel se vuelva "demasiado oleosa" después de tus vacaciones. La grasa combinada con un engrosamiento de la capa superior de la piel obstruye los poros y evita que el sebo salga correctamente. Por este motivo, la exposición al sol puede producir brotes.

El sol también es una causa importante de marcas marrones en la piel, conocidas como hiperpigmentación post-inflamatoria o PIH: la piel inflamada produce un pigmento de melanina marrón en respuesta a los rayos UV. ¿Cuál es el resultado? Marcas marrones en la piel que solo sirven para recordarte imperfecciones pasadas. Y esto puede suceder tanto en invierno como en verano.

¿La conclusión? El sol modifica el comportamiento de la piel, y se convierte en una importante causa de acné. Continúa leyendo para aprender cómo el sol puede empeorar las imperfecciones y marcas.


¿Cómo puedo evitar que el sol empeore mi piel con tendencia a acné?

La piel necesita protección especial contra los rayos UV. ¿El primer paso?  Protección UV de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB. Opta por texturas fluidas, no grasas y no comedogénicas. EFFACLAR Duo(+) con FPS 30 combina ingredientes de vanguardia que combaten las imperfecciones con un filtro solar muy ligero y no comedogénico.

LA CONTAMINACIÓN ES UNA DE LAS
PRINCIPALES CAUSAS DE ACNÉ

Cuando se pregunta “¿Cuáles son las causas del acné?”, pocas personas piensan en el smog y los gases de escape. Pero uno de los principales irritantes de la piel en las grandes ciudades es la contaminación. Después de más de 15 años de investigación, La Roche-Posay ha identificado la contaminación atmosférica como una causa de brotes, y particularmente del acné en adultos.


¿De qué manera la contaminación causa acné?

Las pequeñas partículas de polvo conocidas como PM 2.5 pueden atravesar la barrera protectora de la piel y causar estragos. Acompañadas de ozono y otros contaminantes, desencadenan una reacción en cadena que comienza con la oxidación del sebo en la superficie de la piel. Estos contaminantes cambian la composición del sebo y también provocan una deficiencia de vitaminas C y E, dos de los antioxidantes naturales de la piel. Estas agresiones a la capa protectora de lípidos de la superficie (la barrera de la piel) provocan brotes y problemas de piel grasosa, como brillo excesivo, poros bloqueados, puntos negros, textura de la piel irregular y tez opaca.

¿La conclusión? La contaminación es una de las causas más importantes del acné en los adultos (y puede causar brotes en los adolescentes también). La piel se vuelve más grasosa, los puntos negros empeoran y pueden aparecer nuevos brotes.


¿Cómo puedo evitar que la contaminación empeore mi piel con tendencia a acné?

Parece que todos hablan sobre el peligro de la contaminación, pero, ¿cómo puedes protegerte de este enemigo invisible? Tu primera protección contra la contaminación es una limpieza inteligente. La piel debería limpiarse por la mañana y por la noche, sin excepciones. Busca un limpiador suave sin enjuague, como el agua micelar EFFACLAR, que ha demostrado una eficacia superior en la eliminación de partículas contaminantes microscópicas de la superficie de la piel.

¿Te preguntas qué productos de cuidado diario puedes usar para proteger la piel de la contaminación? Las texturas antiadherentes que evitan que las partículas contaminantes se adhieran a la piel y provoquen brotes son un buen comienzo.

Para detener los brotes debido a la contaminación, asegúrate de utilizar también un FPS adecuado para tu tipo de piel, ya que la combinación de rayos UV + contaminación es una de las principales causas de piel con tendencia a acné. Busca un producto con protección solar con una textura anticontaminación para evitar que las partículas finas y la contaminación se adhieran a tu piel. EFFACLAR Duo(+) con FPS 30 combina ingredientes anti-imperfecciones y marcas clínicamente probados con una textura anti-adherencia y un filtro solar no comedogénico, lo que lo convierte en una opción inteligente para los habitantes de zonas urbanas con piel con tendencia al acné.

Haz clic AQUÍ para obtener más información sobre las causas del acné.

Obtén más información sobre el acné, el estrés y la depresión AQUÍ

NUESTRO COMPROMISO
CON LA SEGURIDAD

Estándares de seguridad más allá de las regulaciones internacionales de cosmética.

MIRA TODOS LOS ARTÍCULOS
SOBRE LA PIEL CON TENDENCIA AL ACNÉ

TRATAMIENTO PARA EL ACNÉ:
¿PUEDE EL SUEÑO REPARADOR MEJORAR LA PIEL CON TENDENCIA A IMPERFECCIONES?
MÁS INFORMACIÓN